SENDERISMO EN EL GEOPARQUE

05.09.2016 12:02

Son multitud de rutas las que se pueden hacer por el Geoparque, pero sin duda,  la que recomendamos aquí, está al alcance de cualquiera por el grado de dificultad y proximidad a Guadalupe (puedes salir a pie desde cualquier punto de la localidad sin necesidad de coger el coche). Hablamos de la RUTA DE LOS MOLINOS, recorrido circular de 12 kilómetros de dificultad media y 4 horas aproximadamente de duración. 

Salimos de Guadalupe por el barrio de San José (Fuente de la Cantera) en el inicio  podemos ver huertos, olivares, algunos con viñedos más próximos al pueblo, hasta los castañares de fruto a medida que vamos subiendo de altitud. A partir del kilómetro 3 las repoblaciones de Pino, rodales de Robles y Alcornoques se van haciendo presentes, para ir dejando paso a partir del kilómetro 4 a bosques más espesos y continuados de Robles y Castaños. En el kilómetro 5 situamos el punto desde el que podemos interpretar el geositio número 14 (lugares de interés geolígico del Geoarque Villuercas) estamos en el valle del río Guadalupejo y barranco de Valdegracia. Un lugar paradisíaco desde el que podemos ver otro geositio. Al Norte,la minas de agua del Arca del agua (geositio número 41), el nacimiento del río Guadalupejo y el pozo de la Nieve situado a 1.200 metros de altitud en el valle de los Hollicios. Dirección Sur el Palacio de Mirabel, retiro veraniego de la reina Isabel la Católica y laboratorio natural de los monjes Jerónimos, fundadores del Real Monasterio de Guadalupe. Continuamos nuestro camino y nos encontramos con la presa de los molinos que da nombre a la ruta. Todo el cauce del río Guadalupejo está declarado Corredor Ecológico y de Biodiversidad además de zona Z.E.P.A. (Zona de especial protección de aves) L.I.C. (Lugar de interés comunitario) y área protegida por la red Natura 2.000. 

Nuestro camino lo acompañan ahora bosques de rivera formados por Alisos, Chopos, Arces, Madroños, Almeces y Loros. No será extraño ver algún Ciervo, Corzo o Jabalí, incluso alguna Nutria. Si eres aficionado a la ornitología como especies más singulares se pueden observar Oropéndolas, Martín Pescador, cualquiera de los tres Picos y un gran número de pequeños fringílidos. En las zonas más altas de roquedos y bosques  Buitre Leonado, Búho Real, Alimoche, Águila Calzada, Culebrera, Halcón Peregrino, Azor,  las escandalosas Chovas y Roquero Solitario. 

A medida que descendemos veremos los restos de los diferentes molinos o batanes que en los siglos XIV y XV viveron su apogeo aportando riqueza y trabajo a Guadalupe. En ellos se hacían herramientas, alimento para animales, se curtían y tintaban pieles o molían cereales... 

Cualquier época del año es buena para disfrutar de esta ruta pero es en primavera y  otoño cuando el valle luce todo su esplendor. Te recomendamos ropa y calzado adecuado, agua y por favor NO DEJES BASURA. Buen Camino !!!!!!!